0248-5210096

xxFirma-del-acta-independenciaxx.jpg

(Waka Noticias. Puerto Ayacucho, 13/07/2019).- Los acontecimientos del 19 de abril de 1810 y del 5 de julio de 1811 en Caracas, fueron consecuencia de los cambios políticos que se produjeron en España a raíz de la invasión de Napoleón Bonaparte en 1808. Ese mismo año los rebeldes españoles constituyeron una Junta Suprema Central Gubernativa del Reino, con diputados de las provincias metropolitanas, para gobernar a nombre Fernando VII, porque el rey Carlos IV había declinado a favor de su hijo Fernando, pero Napoleón no aceptó la abdicación, sino que trajo a su hermano José, rey de Nápoles y lo nombró rey de España. El avance de las tropas francesas hizo que se disolviera esa junta, quedando el gobierno provisional en un Consejo de Regencias, compuesto por cinco miembros, entre ellos uno designado como representante de las colonias americanas.

 

La Junta Central, antes de disolverse, declaró solemnemente que las colonias serían consideradas en lo sucesivo como provincias españolas, con los mismos derechos que las metropolitanas.

Para 1811, Venezuela estaba constituida por nueve provincias: la provincia de Caracas conformada por lo que hoy son el Distrito Capital y los estados Vargas, Miranda, Guárico, Carabobo, Cojedes, Yaracuy, Portuguesa, Lara y Falcón. La ciudad de Coro y su territorio, que pertenecían a la provincia de Caracas, desconocieron a ésta, se declararon partidarios de la Regencia española y apresaron a los enviados de la Junta Suprema de Caracas.

La provincia de Cumaná (Sucre-Monagas), la provincia de Barcelona (Anzoátegui-Aragua), la provincia de Margarita (Nueva Esparta), la provincia de Barinas (Barinas-Apure), la provincia de Mérida (Mérida-Táchira), la provincia de Trujillo (Trujillo), la provincia de Maracaibo (Zulia); el gobernador Fernando Mijares, remitió presos a Puerto Rico a los enviados a Caracas y proclamo a la autoridad, la Regencia de España, las provincias de Guayana (Bolívar-Delta Amacuro-Amazonas), declaró su hostilidad a Caracas y siguió bajo la autoridad de la Regencia.

Las 7 provincias que se reunieron en Caracas para la firma del acta, estuvieron representadas por los siguientes diputados: Caracas 24 legisladores; Barinas 9; Cumaná 4; Barcelona 3; Mérida 2; Trujillo 1 y Margarita 1.

La discusión por la declaración de la Independencia se inició el 3 de julio de 1811 y en ella se notó la falta de unanimidad de los diputados, muchos de los cuales vacilaban o creían inconveniente la declaración inmediata de la Independencia. Estas vacilaciones fueron poco a poco desapareciendo en el curso del debate político, debido a las presiones que ejercían sobre el Congreso los sectores más revolucionarios organizados en la Sociedad Patriótica, creada con fines económicos por la Junta Suprema. La Sociedad Patriótica había devenido en un verdadero partido político, dirigido hábilmente por Francisco de Miranda y otros patriotas a promover en el pueblo la idea de la Independencia y a presionar al Congreso para que la declarara.

En la sesión del 5 de junio de 1811, habiendo concluido el debate, se procedió por fin a la votación y el Congreso entero, con excepción del diputado Maya de La Grita, declara la independencia nacional en medio del entusiasmo de las personas que llenan barras y tribunas del glorioso bravo pueblo venezolano. “Nosotros a nombre y con voluntad y autoridad que tenemos: del virtuoso pueblo de Venezuela, declaramos solemnemente al mundo, que sus provincias unidas, son y deben ser desde hoy, de hecho y de derecho, Estados Libres, Soberanos e Independientes”. Aquel acto civil solemne del Congreso, de ese 5 de julio de 1811, marca el fin del coloniaje y el comienzo de nuestra historia Republicana independiente.

El Congreso se ocupó de elaborar la Constitución Nacional, al efecto designó una comisión compuesta por los insignes patriotas: Xavier Astáriz, Gabriel de Ponte y Juan Germán Roscio. Los debates sobre esta materia se iniciaron en el mismo mes de julio de 1811 y la primera Constitución republicana fue sancionada y aprobada el 21 de diciembre de 1811.

Luego 208 años más tarde en la Amazonía venezolana, el ilustre Consejo Legislativo, bajo la presidencia de la ingeniera Delkis Bastidas, en nombre de la Soberanía Popular hizo un llamado a todos los amazonenses para conmemorar esta importante fecha histórica del 5 de julio, donde el orador de orden fue el joven historiador larense Reinaldo Iturriza López, recibiendo la congratulación de la orden Gran Río Orinoco en su primera clase. De igual manera en su segunda clase recibieron distinción los amazonenses, señor Ricardo Gómez, leyenda viva por las luchas sociales y la maestra de aula, brillante educadora, profesora Crisálida García.

Es de acotar que también se hizo presente en el otro lado de la acera democrática, para conmemorar la declaración de la firma del acta de la Independencia de aquel 5 de julio de 1811, el conocido humanista y profesor universitario amazonense Juan Valdemar Noguera, quien fue el orador de orden en nombre de la oposición venezolana.

Por: Wolfgang Reina

Cronista de Puerto Ayacucho

Iniciar sesión