0248-5210096

xxambulatoriocampofloridoxx.jpg

(Waka Noticias. Puerto Ayacucho, 21/07/2019).- A la buena de Dios están los habitantes de las comunidades indígenas del eje Samariapo-Morganito del municipio Autana en Amazonas, ya que un 90% de estos poblados no cuentan con personal, ni servicios de salud.

 

Kapé Kapé constató que en las comunidades Caño Pasa, La Fortuna, Morganito, Morichal de Morganito, Puente Corozal, Morrocoy El Palmar, Yucal, Horizonte, Rincón de Venado y Puente Samariapo, no cuentan con infraestructura de salud. Cuando se enferman sus habitantes tienen que acudir al ambulatorio de Isla de Ratón, Campo Florido o Puerto Samariapo a recibir algún tipo de atención.

Para ir a Isla de Ratón, tienen que caminar y luego tomar una embarcación, mientras que a los otros 2 ambulatorios tienen como opción caminar una larga distancia o si tienen suerte usar algún transporte público, de los muy escasos que circula por esa carretera.

Otra de las fallas constatadas por Kapé Kapé es que en dichas comunidades no cuentan con personal médico y menos especialistas, solamente Isla de Ratón y Puerto Samariapo cuentan con un médico. En Morichal de Morganito y en Campo Florido tienen un microscopista que toma las muestras para detectar casos de malaria.

Cuando se presenta un caso grave de salud, los indígenas tienen que solicitar a la alcaldía de Autana o trasladarse por cuenta propia hasta Puerto Ayacucho para aspirar ser atendidos en el hospital de la capital amazonense.

Queda en evidencia de esta manera el abandono en que el Estado tiene a estas comunidades indígenas violando el derecho a la salud de sus habitantes al no garantizarles una oportuna atención a la hora de presentar alguna enfermedad como la malaria, diarrea, vómitos y afecciones respiratorias, siendo los más vulnerables los niños y los ancianos.

Por: Kapé-Kapé

Fuente: www.kape-kape.org