0248-5210096

empanadasnegro2.jpg

Fuente: www.papagayonews.com

(Waka Noticias. Puerto Ayacucho, 26/12/2019).- Las facilidades legales, jurídicas y migratorias aprobadas por los gobiernos de Argentina y de Chile convirtieron desde 2016 a ambas naciones suramericanas en los principales lugares de acogida, en los que los médicos han encontrado el desarrollo profesional que en territorio venezolano les fue negado.

La inédita y progresiva crisis del sistema de salud en Venezuela ocasionó que más de 22.000 especialistas de distintas áreas de la medicina hayan abandonado sus puestos en la red hospitalaria y ambulatoria desde hace tres años, de acuerdo con el registro de la Alianza Venezolana por la Salud.

Medina es una de los 1.050 doctores especializados, que conforman la Asociación de Médicos venezolanos en Argentina, organización que agrupa, acompaña y asesora a los profesionales en el muchas veces, largo camino de la integración al sistema de salud argentino.

Desde su llegada, Medina enfrentó varios obstáculos para el ejercicio de su oficio. Sin embargo, una vez conseguida la reválida de su título, tras poco más de seis meses logró un puesto en un hospital de la provincia argentina. Fue en Jujuy, una población rural al noroccidente del territorio argentino, donde la médica empezó a materializar a finales de 2018 un sueño que había acariciado desde mediados de 2015.

Debido al auge de emigración venezolana, el anterior Gobierno de Mauricio Macri, promovió una serie de facilidades y garantías legales, migratorias para agilizar la incorporación de médicos venezolanos a la red asistencial argentina. En el conjunto de disposiciones se incluyó una excepción por parte del Ministerio de Educación argentino para su asimilación por razones humanitarias.

El fortalecimiento de la atención en zonas rurales chilenas también favoreció a los 505 médicos venezolanos que ejercen su profesión en esa nación, según el cálculo de Médicos Unidos de Venezuela en Chile. La Organización No Gubernamental (ONG) coordina, enlaza y orienta a los profesionales venezolanos para su inserción en las redes públicas o privadas de Chile.

El Eunacom es la evidencia más clara, con cifras oficiales, del marcador aumento de la emigración de médicos venezolanos a Chile. Venezuela pasó de ser el segundo país de origen de los aspirantes a ejercer medicina en la red hospitalaria chilena en 2018, a ser el primero en 2019, como se conoció en julio, después de la publicación de los resultados de la segunda prueba anual, aplicada por la Asociación de Facultades de Medicina de Chile (Asofamech).

En 2019, 2.763 médicos venezolanos de todas las disciplinas optaron por un cupo en el servicio público chileno de salud. El número representa un incremento de 50% respecto de los 1.366 optantes que se presentaron en 2018, con lo que superó a los 2.253 especialistas ecuatorianos y los 1.861 de origen colombiano, las segundas dos nacionalidades con mayor cantidad de aspirantes.