0248-5210096

Coronavirus19.jpg

empanadasnegro2.jpg

Afecta a millones de personas en el mundo y requiere la atención de un especialista de la salud mental para superarla

Fuente: www.analitica.com

(Waka Noticias. Puerto Ayacucho, 09/02/2020).- La depresión es una enfermedad o trastorno mental que se caracteriza por una profunda tristeza, perdida de interés, baja autoestima y disminución de las funciones psíquicas y en Venezuela entrar en este estado no es algo que extrañe a nadie.

Este trastorno que afecta a millones de personas en el mundo, requiere la atención de un especialista de la salud mental para superarla, por ello la doctora Solisbella Peña, resalta la importancia de buscar apoyo en familiares o amigos para lograr conectar con la ayuda correcta, ya sea psicólogo o psiquiatra.

“La depresión puede ser diagnosticada como leve, moderada, grave o severa y de allí va a depender el tipo de tratamiento a realizar. En algunos casos el ejercicio o caminar puede ser el complemento del tratamiento farmacológico, así como otras actividades. Hoy en día es más recurrente los tres niveles y van acompañadas de mucha ansiedad, especialmente porque hay incertidumbre”, explicó Peña.

Cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que la depresión es un trastorno mental frecuente que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo y es la principal causa mundial de discapacidad.

En Venezuela, según explica la doctora Peña, “los pacientes mayoritariamente son mujeres de 40 años y hay muchos adultos mayores, de más 60 años, quienes se quedaron solos porque sus hijos y familiares se fueron del país. Hay casos en los que familias de más de 10 integrantes ahora sólo quedan 2”.

Según explica Peña la depresión trae consigo un proceso muy serio para el paciente “que de no ser tratado puede llevarlo al aislamiento. Se puede registrar pérdida de peso, porque dejan de comer y por tanto llegar a la desnutrición; e inclusive puede llevar a la muerte, porque se abandona. Las alteraciones del sueño, dolores agudos en la espalda, migrañas, palpitaciones, son otros de los síntomas. Es importante entender que muchas veces el paciente no se da cuenta que necesitan ayuda, y son los familiares y su entorno los que deben actuar para convencerlo, en la medida de lo posible, de acudir a un especialista”.

landia.jpg