0248-5210096

(Waka Noticias 8/02717) Circular por las principales calles del Casco Central de Puerto Ayacucho, se ha convertido en una verdadera odisea para propios y extraños, debido al continuo aumento de los robos a mano armada y arrebatones registrados principalmente en la Avenida 23 de enero y Orinoco.


Los quienes circulan diariamente destacan que pese al esfuerzo realizado por los cuerpos de seguridad, los hechos delictivos siguen multiplicándose, sobre todo en horas pico.


“Hace pocos días, dos sujetos muy bien vestidos, en motocicleta me encañonaron con una pistola y me quitaron documentos, dinero, tarjetas de débito y mi teléfono celular”, comentó una entrevistada de la avenida Orinoco, quien prefirió no identificarse por temor a posibles represalias.

La misma zozobra viven los comerciantes de estas avenidas, quienes tienes sus establecimientos ya establecidos, quienes ante constantes atracos, le ha tocado colocar rejas en sus establecimientos y vender por una ventanita.

 

“Ya uno tiene identificados esos rostros, pero no puede denunciarlo ante las autoridades, porque si los agarran, a los días vuelven a estar en la calle, yo creo que por la falta de denuncias, pero uno teme por sus vidas”, dijo un vendedor legalmente establecido.

Luoly CA