0248-5210096

Ayúdanos a mantenerte informado con USD 5 al mes. “Si hay censura la democracia se acaba” ¡Por favor contribuye!

 


Continuando con la reflexión que nos permita pasar de la esclavitud a la libertad, debemos entender que el concepto felicidad está presente como el objetivo fundamental, se busca la libertad para poder ser feliz, tanto individual como colectivamente, ya que estamos conscientes de que para ser feliz necesitamos estar en una condición de libertad, sin confundir libertad con libertinaje.

La libertad, paradójicamente, implica o necesita de disciplina, organización, incluso de límites, y esto, republicanamente hablando, se logra a través de lo que podríamos llamar como un subsistema identificado como Deberes y Derechos, en ese orden, primero los deberes que proporcionan los derechos inherentes con su cumplimiento, es decir, cumplo mis deberes, obtengo los derechos correspondientes, valga decir, si cumplo con el deber de trabajar de manera justa, obtengo el derecho a un salario justo también; mi libertad termina donde comienza del derecho de los demás, y el de los demás donde inicia el mío, así que a mayor cumplimiento de deberes, mayor obtención de derechos, por ende, mayor libertad particular y colectiva, pues no solo cumplimos los deberes particulares, que otorgan derechos particulares, sino que existen deberes colectivos que otorgan derechos colectivos, partiendo del individual al colectivo, pues no podemos dar lo que no tenemos, para poder dar debo adquirir y para adquirir debo producir, sí produzco, obtengo, entonces puedo dar; pero si nada produzco, ¿qué puedo obtener y por consiguiente qué puedo dar?. Pero si, individual como colectivamente, o sea como una sociedad, en condición de socios formando una sociedad, cada quien produce lo mejor de sí, sea bienes, sean servicios, ello debe producir una sumatoria de productos de una cada vez mayor y mejor calidad lo que debe incidir en una mejor calidad de vida tanto individual como colectivamente, es por esto que la libertad genera, de manera inevitable, esa felicidad deseada, es por ello que la condición o el estado de libertad, es fundamental.

Ahora bien, cuando decimos, no confundir la libertad con el libertinaje, es porque el libertinaje produce una sensación de libertad basada en la satisfacción personal, que no genera un bienestar real sino pasajero, tanto individual, como colectivamente, ya que se basa en satisfacer placeres, vicios y pasiones personales que pueden ser comunes en mucha gente, dando la impresión de generalidad, pero que realmente lo que producen es sumisión a esa satisfacción placentera de ese vicio, de esa pasión particular, en especial, la de complacer al ego, a esa personal y egocéntrica condición, donde la primera persona del singular, es lo que realmente importa, el primero yo, siempre yo, lo mío, lo que me beneficia a mí y a los que considero míos, los que me son fieles, es decir, mis leales servidores, súbditos, esclavos, soldados, empleados, etc.
Como se debería notar, el libertinaje, ese hacer lo que me venga en gana, normalmente, cosas que satisfacen mis pasiones, que me proporcionan placer, realmente no va a producir crecimiento, bienestar, evolución, ya que al depender de un constante consumo de cosas que proporcionan ese placer corporal, tenderá siempre a no producir ese algo que place, lo que terminará consumiendo todo hasta alcanzar un estado de miseria colectiva, cada vez mas expandida, masiva o generalizada a todos los sectores que conforman ese grupo, que poco a poco fue dejando de ser una sociedad basada en el subsistema de deberes y derechos, para convertirse en una masa alienada, sumisa, dependiente, esclava de sus pasiones y vicios.

Si observamos con cierto detenimiento, en eso es que se ha convertido a la sociedad venezolana, incluso la latinoamericana, comunidades de personas dependientes, esperando dádivas de sus amos y verdugos, obedientes servidores de sus amos y patrones, a quienes llaman de líderes, jefes supremos y/o comandantes, con la esperanza de recibir de ellos la ración correspondiente, que les proporcione ese placer efímero que el vicio adquirido les hacer pedir o rogar y que llaman felicidad.

Como se dijo, puedo estar en un estado de esclavitud y no querer ser libre, pues ese estado me hace feliz, bien sea porque no conozco otro estado que me permita comparar esos niveles de libertad o estoy tan sometido a mis vicios que no quiero nada mas. Como se puede notar, varios verbos están muy relacionados: querer, saber, ser, deber, poder y hacer; siendo (ser) el hacer, quien va a ayudarme a tomar la decisión mas adecuada, dado que al saber qué hacer con esa libertad que quiero, si es una sociedad organizada o si es una comunidad sometida, esclavizada, en cada vez peores condiciones de vida, entonces ello me permitirá encontrar a mis iguales o semejantes, con los cuales unir esfuerzos de manera aliada, seria, inteligente, racional, sensata, prudente que me y nos permita, luego, tomar las decisiones mas eficaces y eficientes, esas que nos permitan pasar de la esclavitud a la libertad real, por ende a la felicidad inherente… continuará…

OPINIÓN

CRONOAMAZONIA HA MUERTO EL TIGRE

CRONOAMAZONIA HA MUERTO EL TIGRE

  NO ES EL CUNAGUARO...Dicen que un tigre se comía a los perros en Puente Cataniapo, y lo mataron. Lo pusieron al lado del perro muerto lo fotografiaron y lo...

El Oráculo del Shaman la cuarentena

EL ORÁCULO DEL SHAMÁN LA CUARENTENA DESDE EL PRINCIPIO...

Rojas: entre la crisis y desorden económico viven los amazonenses

Rojas: entre la crisis y desorden económico viven los amazonenses

Entre la crisis y desorden económico vivimos los venezolanos y en especial los amazonenses ya todo el mundo sabe que diariamente vivimos en hiperinflación, los precios aumentan, según el rubro,...

Corrupción hundió al país en catástrofe humanitaria

Corrupción hundió al país en catástrofe humanitaria

Cada día amanecemos con nuevas y vergonzosas noticias de corrupción, frente a un gobierno sin voluntad política para enfrentar a sus propios partidarios y militantes de la oposición que impunemente...

“Chávez entregó su vida a este pueblo para que algunos sientan que ahora pueden traicionar la Revolución”

“Chávez entregó su vida a este pueblo para que algunos sientan que ahora pueden traicionar la Revolución”

Esta reflexión, de alguien que no mencionaré, es una verdad gigantesca y es parte de la tragedia que está viviendo nuestro país.