0248-5210096

“Escribir, es dejar una huella ante la mirada de Dios y de la humanidad”

Por: Wolfgang Reina, Cronista de Puerto Ayacucho

(Waka Noticias. Puerto Ayacucho, 09/01/2020).- Abriendo otra página en Memorias de Atures, no se puede dejar de nombrar a Don Juan Luis Font Carrillo, perteneciente a la tercera generación de comerciantes que han contribuido al progreso y bienestar del Territorio Federal Amazonas, ahora convertida en estado Amazonas.

Siendo uno de los venezolanos con una larga hoja de servicio en la región, fue creador de un patrimonio de empresas generando empleos directos e indirectos en aquellos momentos difíciles en que vivía Puerto Ayacucho y con su sabiduría, tenacidad, rectitud, bondad y gerencia visionaria, supo ganarse el cariño y el más alto respeto de la sociedad amazonense hacia su persona. Fue padrino de varias generaciones ayacuchenses, sobre todo de esa gente humilde, valiosa y trabajadora de las comunidades agrícolas, de esos productores mañoqueros de los ejes carreteros, tanto al norte, vía Puerto Nuevo (El Burro) y en el sur hacia Puerto Samariapo.

Don Juan Luis Font Carrillo nativo de la población de Nirgua, estado Yaracuy, paisano del expresidente Rafael Caldera, “El hombre de la conquista del Sur”, llega a la edad de 23 años, cuando gobernaba el Teniente Coronel Miguel Nucete Paoli y se pagaba a 6 bolívares el kilogramo de goma de caucho. Fue un ferviente católico y hombre muy conservador. En el año 1954, conoció una bella joven amazonense: Marbelia Teresa Cardier Gago, con la cual contrajo matrimonio en el año 1956 de la recién bendecida catedral María Auxiliadora de Puerto Ayacucho. De esta unión matrimonial nacieron sus tres únicos hijos, Ana Carolina, Marbelia Josefina y Juan Luis.

Don Juan Luis Font Carrillo fue un hombre polifacético de gran corazón, amante de la política constructiva donde ejerció cargo como gobernador encargado del Territorio Federal Amazonas, comerciante, empresario industrial, ganadero, banquero, deportista coleador y llegó a ser miembro directivo de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG).

A manera de ilustrar, sirvió y contribuyó a expandir el comercio en la Amazonía venezolana, nombraremos algunas de sus actividades empresariales, que la mayoría de la gente desconocían la importancia y riqueza de esta tierra de gracia para radicarse en ella, de este apartado y lejano sur venezolano.

Don Font Carrillo, estableció los siguientes comercios en la localidad como la Farmacia Ayacucho, Mueblería La Gran Amazonas, Almacén Ferretería y Transporte FONCAR, ubicada en la avenida Orinoco, junto al buen recordado Transporte de Carga Extraurbana Medina. Creó la primera empresa de corte industrial del estado Amazonas, el “Aserradero Universal”, donde hoy en día se encuentra la populosa urbanización Maisanta, que operó hasta los últimos años del pasado siglo XX. Construyó el primer centro comercial en los años 70’s con el nombre de “Edificio Font Carrillo” en la avenida 23 de Enero, hoy en día llamada panadería “La Cristiana”. También fue pionero de la línea del negocio de bienes y raíces. De igual manera fue uno de los principales accionistas del banco local, ya desaparecida la Entidad de Ahorro y Préstamo Guárico-Apure, el cual tenía su sede al lado en lo que hoy en día es el Centro Cultural Amazonas (La Casa Azul) en la calle Amazonas. Desarrolló otra actividad como la ganadería entre Puerto Ayacucho y Caicara del Orinoco, estado Bolívar, en el hato “Yaracuy”.

Fue cofundador del primer centro de salud a nivel privado “Clínica Amazonas”, con sus socios y amigos doctores Moisés Gutiérrez, José Román, Edgar Casas, la bioanalista Irma Salas y el técnico radiólogo Eduardo Natera, que todavía funciona satisfactoriamente bajo la administración de su segunda esposa, la doctora Milvia Sanguinetti de Font Carrillo.

Se distribuyó dentro de las instalaciones del Comercial FONCAR, se distribuyó cauchos, lubricantes, acumuladores, baterías y otras marcas comerciales con la firma personal “Distribuidor J.L.”. Creó la primera chivera de la localidad con el epónimo “Universal” junto al difunto Don Fortunato, pero en realidad no operó como comercio, ya que regalaba los repuestos a sus amigos clientes. Don Juan Luis Font Carrillo, un comerciante de servicio y debido a la relevancia del personaje en cuestión, esta página continuará en una segunda parte, referente a su vida social y personal.

Coronavirus19.jpg

OPINIÓN

CRONOAMAZONIA HA MUERTO EL TIGRE

CRONOAMAZONIA HA MUERTO EL TIGRE

  NO ES EL CUNAGUARO...Dicen que un tigre se comía a los perros en Puente Cataniapo, y lo mataron. Lo pusieron al lado del perro muerto lo fotografiaron y lo...

El Oráculo del Shaman la cuarentena

EL ORÁCULO DEL SHAMÁN LA CUARENTENA DESDE EL PRINCIPIO...

Rojas: entre la crisis y desorden económico viven los amazonenses

Rojas: entre la crisis y desorden económico viven los amazonenses

Entre la crisis y desorden económico vivimos los venezolanos y en especial los amazonenses ya todo el mundo sabe que diariamente vivimos en hiperinflación, los precios aumentan, según el rubro,...

Corrupción hundió al país en catástrofe humanitaria

Corrupción hundió al país en catástrofe humanitaria

Cada día amanecemos con nuevas y vergonzosas noticias de corrupción, frente a un gobierno sin voluntad política para enfrentar a sus propios partidarios y militantes de la oposición que impunemente...

“Chávez entregó su vida a este pueblo para que algunos sientan que ahora pueden traicionar la Revolución”

“Chávez entregó su vida a este pueblo para que algunos sientan que ahora pueden traicionar la Revolución”

Esta reflexión, de alguien que no mencionaré, es una verdad gigantesca y es parte de la tragedia que está viviendo nuestro país.