0248-5210096

Coronavirus19.jpg

empanadasnegro2.jpg

El espadista dorado se sitúa como el mejor de América, dado que suma hasta ahora 105 puntos en el ranking continental

Fuente: www.analitica.com

(Waka Noticias. Puerto Ayacucho, 10/02/2020).- La esgrima venezolana tiene motivos más que suficientes para festejar. Y es que este sábado el campeón olímpico de Londres 2012, Rubén Limardo, tuvo una gran actuación en lo que fue la Copa del Mundo Peter Bakonyi que de disputó en Vancouver, Canadá, donde se ubicó entre los mejores cuatro del torneo.

El espadista dorado conquistó la medalla de bronce de la cita canadiense, un resultado que matemáticamente le aseguró su boleto para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, situándolo como el mejor espadista de América.

En la primera ronda, Limardo dio cuenta del alemán Samuel Unterhauser con marcador de 15-12. Poco después se impuso ante el representante de Francia Álex Fava con parciales de 9-8, y luego superó 15-2 al italiano Gabrielle Cimini.

“Es una alegría enorme poder volver a un podio mundial, ya nos hacía falta para tomar más confianza hacia los Juegos Olímpicos. Estoy sorprendido y muy contento de saber que los números aseguran mi clasificación a Tokio 2020”, manifestó con orgullo el espadista.

Justamente en la búsqueda de un lugar en el podio, Limardo impuso su ley ante el actual campeón mundial el húngaro Gergely Sklosi por 15-8. Sin embargo, en semifinales tropezó ante el número uno del mundo, el ruso Sergey Vida por 15-10.

“Ha sido una gran jornada de reencuentro con mi esgrima, con la confianza de siempre para asumir los retos que nos quedan. Ahora nos toca ir a Budapest y Buenos Aires para cerrar el período clasificatorio y después Cali para empezar la fase inicial de la preparación a los Juegos Olímpicos. Esta medalla se la dedico a toda Venezuela”, expresó con orgullo.

Este resultado le permitió sumar 20 puntos en la clasificación olímpica al esgrimista dorado, con lo que ahora aglutina 105 unidades que lo sitúan como el mejor del ranking americano, asegurándole así su lugar por el continente para la justa nipona.

landia.jpg