0248-5210096

Fuente: www.globovision.com

(Waka Noticias. Puerto Ayacucho, 17/05/2020).- El balón por fin echó a rodar: la Bundesliga alemana se convirtió este sábado en la primera gran liga europea en reanudarse con cinco partidos en juego, una situación observada por todo el mundo, pero con un silencio perturbador, el de las gradas vacías.

A la hora prevista, las 1:30 pm hora local, el sonido de los silbatos se hizo más perceptible que nunca en Augsburgo, Düsseldorf, Hoffenheim, Leipzig y Dortmund, poniendo la piel de gallina a todos los amantes del fútbol, que llevaban esperando más de dos meses a ver un partido cuando la mayoría de torneos quedaron suspendidos a mediados de marzo por la pandemia del nuevo coronavirus.

Primeros pases, primeras consignas de los entrenadores y primer choque en el Dortmund-Schalke, el tradicional Derbi del Ruhr: el fútbol está de vuelta, aunque es imposible entusiasmarse completamente, ya que la crisis sanitaria está visible en todos los sitios.

Los jugadores del Schalke entraron en el Signal Iduna Park con mascarillas, el “muro amarillo”, la famosa tribuna del antiguo Westfalenstadion, estaba completamente vacía, sin la presencia de los miles de hinchas que dan ese color tan especial a los partidos del Dortmund e, incluso, los banquillos de suplentes eran sólo ocupados uno de cada dos.

Sin ceremonia ni música, los equipos entraron por separado en la cancha. No hubo saludos entre los jugadores, ni niños acompañándolos, como tampoco ninguna subida de adrenalina sonora cuando llegaron las primeras acciones.

En Leipzig, que recibía al Friburgo, algunos jugadores incluso mantuvieron las mascarillas durante el calentamiento.

Esas mismas escenas se habían producido antes, con cuatro partidos de la segunda división que comenzaron a las 11:00 GMT, con el mismo protocolo sanitario estricto.