0248-5210096

Fuente: www.elpitazo.net

(Waka Noticias. Puerto Ayacucho, 07/04/2020).- De las seis refinerías nacionales encargadas de procesar el petróleo y convertirlo en combustible solo operan dos a un 6% de su capacidad instalada. De los 1.300.000 barriles que puede producir el sistema por día, hoy solo se registran 55.000 barriles. Asimismo, la baja producción del carburante ha hecho que desde el año 2009, el país importe para poder cumplir con la demanda, pero desde 2019 las sanciones a Pdvsa han disminuido también estas compras, indican los expertos.

Un hombre con tapaboca empuja la pequeña unidad vinotinto de transporte público hasta ponerla al final de la cola en una estación de servicio de Caracas. “No hay gasolina, no hay es nada”, dice un joven mientras camina. La sucesión de carros uno detrás del otro no acaba, parece interminable y está custodiada por la Guardia Nacional. “Los transportistas de alimentos tenemos tres días aquí y la cola no camina, y son los guardias los que deciden quienes pasan. O sea, para los que transportamos las verduras, hortalizas es imposible echar gasolina en la bomba”, dice un señor mientras sostiene unas hojas. “Tú como puedes ver, esta es la cola de los funcionarios de seguridad y está la de los médicos, señala con su índice. La de los médicos tampoco avanza”, sentencia en un video publicado por El Pitazo el 2 de abril.

Desde el 17 de marzo, la pandemia del Covid-19 tiene a toda Venezuela en cuarentena, pero no es lo único que preocupa a los ciudadanos, también apareció un viejo fantasma: la escasez gasolina. Ya no es solo en el interior del país, ahora la capital también se ha visto afectada. En las últimas semanas, el clamor se hace sentir en los distintos sectores prioritarios del país, los cuales requieren de combustible para recibir tratamientos médicos, comprar alimentos o distribuir la comida a los grandes centros de consumo.

La baja producción por parte de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y las dificultades del gobierno de Nicolás Maduro para importar combustible son los motivos por los cuales, cada cierto tiempo, los venezolanos deban hacer largas colas que pueden durar horas. En el interior del país, a partir del año 2018, la escasez de gasolina se empezó a sentir. Los habitantes del estado Lara podían pasar entre dos a seis horas esperando para llenar los tanques de sus vehículos porque las estaciones de servicio dejaron de recibir una o dos gandolas diarias de combustible, para apenas descargar una o la mitad de una cada dos días. En otras partes del país las personas podían permanecer hasta 16 horas en cola.

Sin embargo, con la llegada del Covid-19 y con la implementación de la cuarentena la cantidad de tiempo de espera y las irregularidades en el suministro se exacerbaron. En el interior del país no todas las estaciones de servicio están operativas, cada gobernación determinó cuáles deben funcionar. El despacho de combustible está restringido a particulares, solo personal prioritario puede surtirse. Sin embargo, para el sector salud, pacientes con enfermedades crónicas y para el sector alimentario, el despacho es limitado, asignan ciertos cupos por día y la prioridad es para los funcionarios de seguridad.

Coronavirus19.jpg