0248-5210096

De acuerdo a información suministrada a Kapé Kapé por la defensora del pueblo en Amazonas, Maria Daniela Maldonado, este viernes, los privados de libertad se “auto infligieron” cortadas largas y profundas en las piernas.

Este grupo de 15 amazonenses, entre ellos 10 indígenas, está detenido en el Destacamento de Seguridad Urbana, ubicado en el Comando de Zona 63 de la Guardia Nacional Bolivariana, a la espera de audiencia preliminar, tras su detención durante y después de las protestas ocurridas en Puerto Ayacucho el 23 de enero de 2019.
La Defensora del Pueblo de Amazonas no pudo determinar la cantidad de detenidos que se sumó a la protesta, ni los indígenas que participaron de esta huelga de sangre, aunque manifestó que “casi todos los detenidos” resultaron con cortaduras.

La funcionaria agregó que uno de los detenidos le manifestó que se realizaron las heridas en protesta porque están cansados de los abusos a los que son sometidos por sus custodios.

El detenido contó que les quitan la luz, les impiden colgar los chinchorros, no los dejan recoger la basura y a veces les entregan la comida incompleta.

La Defensora del Pueblo aprovechó su presencia en el sitio de reclusión para llamar la atención de los custodios sobre su obligación de respetar los derechos humanos de los privados de libertad.
Este suceso ocurre a pocos días de que se lleven a cabo las audiencias preliminares de los 21 detenidos durante y después de las violentas protestas del 23 de enero en Puerto Ayacucho, previstas para el 8 y 10 de abril, donde se decidirá si van a juicio por los 6 delitos que les imputa el Ministerio Público, entre ellos cargos por terrorismo.
Desde Kapé Kapé hacemos un llamado a la Fiscalía, a los tribunales y al Estado en general a que se le garantice a los hermanos indígenas un debido y justo proceso.

Con información de  KAPÉKAPÉ

servinet.gif