0248-5210096

empanadasnegro2.jpg

Todos contaron con el voto mayoritario de la prensa especializada del Caribe

Fuente: www.nuevodia.com.ve

(Waka Noticias. Puerto Ayacucho, 13/02/2020).- El Pabellón de la Fama de la Serie del Caribe cuenta con nuevos miembros. Fueron entronizados en una sencilla, pero emotiva ceremonia, realizada Museo Del Deporte De Puerto Rico, 12 peloteros y personalidades.

El recinto recibió a los jugadores venezolanos Alfonso “Chico” Carrasquel, Baudilio Díaz y Luis Sojo, así como a los directivos Dionisio Acosta, Humberto Oropeza y Oscar Prieto Párraga, además de Rubén Mijares, periodista de culto que hizo grandes aportes con su pluma y como gerente de equipos en el Caribe.

El grupo debió ser entronizados en 2019, pero la suspensión de la Serie del Caribe en Barquisimeto postergó el acto de entrega de sus placas.

Los tres puertorriqueños exaltados como parte de la Clase 2020, fueron el ex lanzador Julio “Tato” Varela, el ex jardinero Armando Ríos, y el zurdo Roberto Vargas. Además de los destacados estadounidenses James “Buster” Clarkson, manager y jugador, y Bob Thurman, boricua por adopción. Todos contaron con el voto mayoritario de la prensa especializada del Caribe.

“Recibo este premio con todo el amor de mi vida. Fueron siete Series del Caribes y una como manager. Es algo que no esperaba, porque hay tantos buenos peloteros aquí que no sabía si los números me daban”, dijo Sojo, líder de todos los tiempos entre los venezolanos con 47 hits y 27 carreras anotadas, en 43 juegos de Series del Caribe. “Representé dignamente a mi país en esos torneos. Debo agradecer a Cardenales de Lara, que fue el equipo que me dio la oportunidad de jugar por primera vez, a Magallanes y Tigres de Aragua, que me ofrecieron la posibilidad de jugar con ellos para asistir a varias Series del Caribe. Gracias a Emilio Carrasquel, que fue el que recomendó mi firma cuando era un joven, que intenta abrirse paso en la barriada de Petare”.

Oropeza, con una larga y dilatada trayectoria como ejecutivo de Cardenales de Lara, ha sido a lo largo de su carrera una de los ejecutivos más respetadas e influyentes en el Caribe.

“Nunca pensé en estar al frente del Cardenales, cuando era un joven de 26 años de edad. Tenía dos años de graduado y buscaba incursionar en la política”, reveló Oropeza.

“Pero me metí en un mundo fascinante, donde no hay aburrimiento, donde siempre tienes un reto nuevo, donde debes reinventarte. Donde te das cuenta que no has aprendido nada y que todos los días aprendes algo nuevo y en el que conoces gente maravillosa”.

Destacó Oropeza, que ha estado al frente de seis equipos campeones, incluida la versión que compite en Puerto Rico.

Prieto Párraga fungió como ejecutivo de Leones del Caracas durante más de 43 años, desde frentes tan disímiles como gerente, propietario y asesor. Además, fue presidente de la LVBP durante dos períodos, en los que renovó la institución, mientras que fue el responsable de la realización de las Series del Caribe de 1994, 1998, 2002 y 2014.

“Tengo que darle gracias a Dios por darme esta vida tan fructífera durante tanto tiempo y la mayor satisfacción es que voy a estar en este mismo Pabellón al de mi padre Oscar Prieto Ortiz (promotor de la idea de la Serie del Caribe). Con este reconocimiento, el Comisionado (Juan Francisco) Puello Herrera, me retira de manera oficial”, señaló el avezado directivo.

Acosta es recordado por su destacada labor durante 24 años al frente de la Asociación Única de Peloteros de Venezuela, fue el principal promotor Confederación de Peloteros del Caribe.

Carrasquel participó en siete Series del Caribe entre 1949 y 1958, posee el récord de más juegos en el campocorto durante la primera etapa del torneo.

Díaz tomó parte en 34 encuentros como receptor, repartidos en seis torneos caribeños. Se tituló campeón en 1979 y 1982, cuando se llevó el premio de Jugador Más Valioso.

Puello Herrera tuvo la idea de enaltecer a grandes personajes de la pelota caribeña y en 1996 creó el Pabellón de la Fama de las Series del Caribe.

Desde entonces se ha reconocido a las personalidades, que con su esfuerzo y dedicación, han dado jerarquía a la pelota caribeña por más de 60 años.

Durante la ceremonia recibieron el Botón de Oro de CPBC el periodista Alfonso Saer, narrador y comentarista del circuito radial de Cardenales de Lara desde su primer año en 1965; Pat O’Conner, presidente de Minor League Baseball, y Ralph Roberts, ejecutivo de la firma Rawlings.

El reconocimiento fue institucionalizado con la finalidad de honrar a las personas que, por su trabajo tesonero, han contribuido con el desarrollo de la institución y el éxito de las Series del Caribe.